Descripción

El 1 de enero de 1999, la Unión Monetaria Europea, de la que España forma parte, inició su andadura y, a partir de ese momento, las políticas monetarias y cambiarias dejaron de ser nacionales para ser comunes. Una situación totalmente nueva para la economía española que suscitó, necesariamente, esperanzas e inquietudes. Esperanzas, porque la UME integraba ,definitivamente, los mercados de los países miembros y permitía al tejido empresarial español, obtener economías de escala y alcance; y esperanzas, también, porque el euro, la moneda común, debía convertirse, con el tiempo, en divisa de gran peso internacional y generar una serie de beneficios.

Información adicional

Peso 0.273 kg
Dimensiones 15 × 14 × 21 cm
Año de Edición
Autor
Editorial

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Aún no se han enviado calificaciones para este producto.
No hay tarifas de envío disponibles para este producto.